Cómo meditar donde quieras con diferentes técnicas de relajación

Cómo meditar donde quieras con diferentes técnicas de relajación

¡Conoce las técnicas de relajación que puedes hacer en casa, la oficina o tu recámara! Logra una paz interior con la práctica diaria.


Al meditar serenamos la mente y somos conducidas a un estado de paz, que nos hace sentir plenos y felices.

Beneficios de meditar 

Sus beneficios son muchos tanto en el área emocional como en la física, llegando incluso a mejorar nuestro estado de salud. Entre las mejoras que podemos conseguir al practicarla se encuentran:

  • La mente se vuelve lúcida y espaciosa.
  • Se reduce el estrés.
  • Surge un sentimiento profundo de felicidad y satisfacción que nos ayuda a resolver los problemas de la vida diaria fácilmente.
  • Nos hace sentir más cerca de los demás por lo que se mejoran las relaciones.
  • Nos conecta con el presente y nos ayuda a identificar lo que la vida nos muestra para tener una vida más plena.

Tres técnicas de meditación para principiantes

Registration

¡Forma parte de EverydayMe y obtén beneficios exclusivos!

Regístrate aquí

Existen diversas técnicas para meditar. Sin embargo, al principio cuesta un poco de trabajo evitar que los pensamientos nos distraigan, por lo que es importante comenzar con algunos ejercicios que puedan ayudarnos a que poco a poco la mente se acostumbre a estar en paz y así poder ir aumentando el tiempo y la calidad de la meditación.

Cuando iniciamos la práctica de la meditación dos o tres minutos serán suficientes, pues por falta de costumbre la mente comenzará a divagar si la queremos forzar a un tiempo más largo, haciéndonos perder la concentración y eso nos llevará a dejar la práctica pronto sin haber experimentado los frutos. Pero con el paso del tiempo lograremos prolongar los periodos de meditación.

Los siguientes ejercicios nos permitirán entablar una comunicación con nuestro interior para que posteriormente podamos dar paso a meditaciones más largas y profundas.

En todos los casos, cuando nos demos cuenta de los pensamientos que llegan a nuestra cabeza, tratemos de dejarlos pasar sin mayor importancia y sigamos concentrándonos en la respiración, esa es una buena técnica para lograr el enfoque y poder continuar.


  Para escribir un comentario por favor inicia sesión